#AdoptaUnBolso: Luchemos contra el desperdicio
Retour aux actualites
Impacto positivo

#AdoptaUnBolso: Luchemos contra el desperdicio

Contra la destrucción textil

Nuestro compromiso con un consumo más ético y responsable no se limita a la fabricación de nuestros productos. Todo lo contrario, nos comprometemos a encontrar soluciones sostenibles y eficientes a todos los niveles. Ya sea por las condiciones de trabajo de nuestros artesanos, el respeto al medio ambiente, o más ampliamente por nuestra forma de operar, trabajamos cada día para dar vida a nuestros valores.

En este marco hemos desarrollado el concepto #AdoptaUnBolso, gracias al que queremos evitar la destrucción de nuestros productos defectuosos. Con el telón de fondo de la industria textil, que quema toneladas de productos sin vender cada año, nos proponemos limitar nuestros residuos y nuestro impacto ambiental. Creemos que esta toma de conciencia es esencial, y queremos jugar un papel ejemplar en esto.

Una mala costumbre de las grandes marcas

Una mala costumbre de las grandes marcas

La idea del concepto #AdoptaUnBolso no surgió por casualidad. Es la consecuencia de una inquietante observación del modus operandi de las principales marcas de la industria textil. Guiadas ante todo por el beneficio y la protección de su reputación, sus políticas de gestión de los artículos no vendidos no tienen en cuenta valores que son esenciales para nosotros: la protección de los recursos del planeta, la limitación de la producción a lo estrictamente necesario para reducir la contaminación, y no fomentar el consumo desenfrenado.

Destrucción de productos intactos

Un hecho alarmante y un derroche vergonzoso

La situación podría no ser tan preocupante si la mayoría de los grupos más importantes no incineraran y destruyeran sistemáticamente sus existencias no vendidas o con pequeños defectos sin pasar por la opción del reciclaje o la donación. De hecho, en los últimos años, numerosos estudios han demostrado la importancia de esta práctica. Como se ha publicado en diversos medios de comunicación (periódicos, revistas, televisión), las marcas de lujo están lejos de dar ejemplo

Para estos grupos internacionales, la imagen de marca es la prioridad absoluta. Y mientras que algunos de ellos organizan ventas privadas para limitar las pérdidas antes de quemar los productos restantes (como Prada, Vuitton, Chanel o Dior), otros, como Burberry, proceden sin más dilación a incinerar los invendidos para conservar su exclusividad.  

En el prêt-à-porter y en la fast fashion también, la destrucción de stocks es parte del hábito. En 2018, H&M destruyó 4.000 millones de euros de productos que no encontraron compradores. 

Las consecuencias de la destrucción

Las consecuencias de la destrucción

Pero la incineración de todos estos productos todavía utilizables no sólo resulta en un enorme desperdicio de recursos primarios. También implica todo el circuito de fabricación y el sobreconsumo que lo acompaña. Como sabemos, la industria textil es el segundo sector más contaminante del mundo. A través del uso masivo de agua, productos químicos y emisiones de CO2, las emisiones de CO2 de estas fábricas son considerables.

Cuanto más destruimos, más fabricamos de nuevo; entramos en un círculo vicioso si fin. Sin mencionar las consecuencias medioambientales de la incineración a gran escala. Incluso para llevar a cabo la destrucción en sí, estas marcas producen basura que debería, y podría evitarse.

Reparar y revalorar

La posición de Bhangara respecto a estos métodos

Los valores defendidos por Bhangara contradicen estas prácticas destructivas. Por eso decidimos lanzar #AdoptaUnBolso. A través de esta campaña, queremos acabar con el tabú de los productos defectuosos, presentes en cualquier línea de producción, y ofrecerlos en esta sección dedicada. De esta manera, trabajamos juntos para alcanzar el objetivo de cero residuos, y el consumidor se beneficia de un descuento por su gesto ecológico.

Control de calidad y reparación en el Taller Ocupacional de la Chaume

Diseñamos nuestros productos en Nepal, con artesanos que trabajan a mano. Esta es una colaboración esencial para nosotros, pero también puede conducir a algunos defectos e imperfecciones. A pesar de toda la experiencia y seriedad de nuestros tejedores/as y costureros/as, es imposible obtener el 100% de productos irreprochables, especialmente en las prendas artesanales. Sin embargo, no concebimos destruir el fruto de este trabajo.

Cuando los recibimos, cada uno de estos artículos está sujeto a un control final en nuestro almacén. En presencia de defectos reparables, hemos establecido una estrecha colaboración con el Taller Ocupacional de la Chaume, que emplea a personas con discapacidades.

Situado a pocos kilómetros de la sede de BHANGARA, el Taller de la Chaume es el único establecimiento de nuestra región que permite trabajar a las personas con deficiencias sensoriales (sordos, sordomudos, ciegos y sordociegos). Tan pronto como identificamos artículos reparables, uno de sus 38 trabajadores se encarga de reparar estos defectos menores. De esta manera les damos a nuestras creaciones una segunda oportunidad.

#AdoptaUnBolso: Luchemos contra el desperdicio

Bhangara asume sus productos defectuosos con #AdoptaUnBolso

Por último, evidentemente, a veces los defectos son irreparables. Aquí es donde nace la categoría #AdoptaUnBolso. A partir de ahora, encontraréis aquí, sobre la marcha, diferentes productos con pequeñas taras más o menos importantes. Pueden ser pequeñas imperfecciones (etiqueta torcida o inexistente, costuras internas defectuosas, una mancha pequeña...), o defectos más relevantes, como una cremallera que no funciona correctamente.

En cada uno de estos artículos, las imperfecciones están claramente indicadas, para que no te lleves una sorpresa cuando lo recibas. La cantidad e importancia de estos defectos también determinan la reducción aplicada, que puede oscilar entre el 20 y el 50%. 

Un enfoque cero residuos

Desde su creación, Bhangara es partidaria del respeto al medio ambiente y del comercio justo. Era importante que no cayéramos en la trampa de optar por la solución fácil siguiendo el mal ejemplo de las grandes marcas. Con #AdoptaUnBolso, queremos reforzar esta posición asumiendo la existencia de defectos de fabricación debidos a la confección artesanal. De esta manera, esperamos despertar la conciencia de todos, reducir aún más nuestro impacto en la naturaleza y deshacernos de productos que aún son perfectamente utilizables.